MúsicaJim Morrison | The Doors | París | Los Ángeles

Acorde a sus demonios

Su tumba en el cementerio de Père Lachaise (París) se ha convertido en lugar de peregrinación donde generaciones de fans de quien fuera líder de la emblemática The Doors. En el día del aniversario de su fallecimiento, precoz e impensado, las historias que generaron las teorías más extravagantes que alimentan aún más su leyenda

James Douglas Jim Morrison (8 de diciembre de 1943 – 3 de julio de 1971) había sido acusado de exhibición obscena durante un concierto de The Doors en Florida. En medio de problemas legales (debió pagar 50.000 dólares de fianza) y personales (por su adicción a las drogas), Jim se fue a París con su pareja Pamela Courson.

Morrison era un lector voraz que de distintos temas: desde literatura clásica, filosofía de Nietzsche, el simbolismo de Rimbaud y los textos de Jack Kerouac y Antonin Artaud. También tenía un particular interés por la demonología.

morrison kid.jpg

En 1965 se recibió de Licenciado en Arte en la Universidad de California. No fue a buscar su diploma, la UCLA se lo envió a su madre.

Ese mismo año, viviendo en Venice (Los Ángeles), conoció a Ray Manzarek. Éste quedó impresionado por los versos de Jim. Junto a Robby Krieger y John Desmore fundaron The Doors, cuyo nombre fue tomado del ensayo de Aldous Huxley, The doors of perception(1954), donde relata su experiencia con psicotrópicos.

Morrison y su pareja se establecieron en un departamento en París ubicado en 17 Rue Beautreillis. Jim estaba cansado de ser acosado y ansiaba comenzar una nueva vida, pero todos estos sueños ¿llegaron a su fin? la noche del 3 de julio de 1971.

jim-morrison-pamela-courson.jpg
Jim Morrison y Pamela Courson.
Jim Morrison y Pamela Courson.

La versión oficial señala que esa noche Jim y Pamela aspiraron heroína. No se inyectaron porque Morrison le tenía fobia a las agujas. Al parecer, Jim se descompuso y decidió tomar un baño de agua caliente, costumbre común para descender el exceso. Allí fue donde Pamela lo encontró muerto.

Otras versiones afirman que murió en el baño del local Rock and Roll Circus Club, un lugar manejado por su amigo Sam Bernett, donde había comprado la heroína. A ser hallado en el baño del lugar, para evitar el escándalo fue conducido a su departamento. ¿Estaba muerto o solo inconsciente? Nunca lo sabremos, las versiones son contradictorias.

Curiosamente, no hubo autopsia y la causa de muerte que figura en su parte de defunción fue "insuficiencia cardíaca". Tres días más tarde fue enterrado en el más célebre cementerio de París, después de una breve ceremonia.

Desde entonces se ha dicho que Jim aún vive en New York, o en Oregón, y hasta en París. Todo es posible para este sex symbol del Rock´n Roll, alimentada su leyenda por las letras eróticas de sus canciones, como Light my fire.

Morrison

Jim Morrison fue uno de los fundadores del Club de los 27, edad en la que murieron varias estrellas del rock como Jimi Hendrix, Janis Joplin (con quien mantuvo un romance violento y efímero), Kurt Cobain y Amy Winehouse, entre otros.

Su tumba, originalmente, no fue a perpetuidad, por lo que se especuló que durante su traslado en 1991 podría develarse la incógnita. ¿Era o no Jim Morrison quien yacía bajo esas piedras visitadas por miles de fans? Sin mayores explicaciones su enterratorio pasó a la eternidad, así que no se podrá develar este misterio. Pamela Courson, su pareja, también murió de sobredosis de heroína el 25 de abril de 1974.

Después del fallecimiento de Morrison hubo por lo menos una docena de reclamos por paternidad. Ninguno pudo comprobarse, ya que la época del ADN estaba por llegar.

JIM_MORRISON_PERE_LACHAISE
Cementerio del Père-Lachaise.
Cementerio del Père-Lachaise.

En 1981, el escultor croata Mladen Mikulin emplazó un busto de bronce de Jim que fue sustraído en 1986 y remplazado por otro, en el lugar donde miles de devotos del Lizard King se juntan a llorarlo, dejarle mensajes y algunas botellas de Bourbon.

Su padre, el almirante George Stephen Morrison, con quien Jim no se hablaba desde tiempo antes de su muerte, emplazó una placa de bronce con la inscripción "Kata ton daimona eaytoy" –que puede ser traducida como "acorde a su espíritu" o "a su propio demonio".

jim-morrison.jpg
Morrison.
Morrison.

Dejá tu comentario