EfeméridesLord Sandwich | Sandwich | Edward Montagu | comida

3 de noviembre: hoy es el Día Mundial del Sandwich

El 3 de noviembre no es cualquier fecha: es el Día Mundial del Sandwich. Podría ser el día del emparedado, del chivito, del croque-monsieur, del choripán, del tostado, del pan con queso o cualquier otra cosa que se pueda comer entre dos panes...

Marche uno de jamón y queso, o mortadela con fritas para calmar rápidamente el hambre sin interrumpir nuestras tareas, para saborear mientras nos tomamos unos minutos para leer las noticias u hojear el celular. El Sandwich es el compañero ineludible de almuerzos trajinados, de refrigerios fugaces, de mediodías lejos del hogar.

Y lo denominamos Sandwich por un Lord inglés que no se llamaba así sino John Montagu, el cuarto en llevar el título de conde de ese paraje en el condado de Kent. El primer conde fue el almirante sir Edward Montagu, descendiente de una antigua familia de la nobleza británica, cuyo lema era Post tot naufragia portum (después de tantos naufragios, de un puerto). Con este motto no es extraño que este Lord Sandwich IV (1718-179), fuese Lord Mayor del Almirantazgo.

Educado en los mejores colegios de Inglaterra hizo, como era frecuente entre los jóvenes de la aristocracia, un Grand Tour por Europa y Asia, interesándose en el arte oriental. Desde 1739 ocupó su sitio en la Cámara de los Lores participando activamente en el partido Whig contra el gobierno del primer ministro Walpole. Desde 1744 ingresó a las oficinas del Almirantazgo, desde donde se planeaba la intervención británica en otras partes del mundo, como en las Malvinas, donde por primera vez Inglaterra manifestó interés por el archipiélago, disputado entre Francia y España por su valor estratégico.

La estrategia propuesta por Lord Sandwich en la guerra de independencia norteamericana no resultó ser muy exitosa, dados los resultados que todos conocemos. Cuando se retiró de la función pública en 1782 un periódico escribió sobre el conde: “pocos hombres han ostentado tantos cargos con tan escasos resultados”. Las opiniones se dividen entre su incompetencia y su hábito corrupto como clave de su pobre actuación. Sin embargo, su nombre quedó permanentemente ligado a las islas que llevan su nombre...y al emparedado.

Lord Sandwich apoyó al capitán Cook en sus expediciones, y este retribuyó el favor llamando al archipiélago de Hawai con el nombre del Lord Mayor del Almirantazgo (después de la muerte del capitán Cook en la bahía de Kealakekua, se cambió al nombre que lleva en la actualidad). Además de Hawai, Cook nombró en honor al conde la “isla Montagu”, al sur de Australia, el archipiélago "Sandwich" en el Atlántico Sur y otra isla "Montagu "en Alaska .

También el conde apoyó a Haendel, fue fanático del cricket, amante de Martha Rey (una de las cantantes de ópera más conocida de su tiempo, asesinada en el foyer de la ópera de Covent Garden por un pretendiente celoso) y el primer beneficiado por el emparedado, que su cocinero le servía durante los prolongados juegos de cartas, de las que el Lord era muy afecto. Algunos historiadores sostienen que el emparedado es más viejo que el hambre, pero otros afirman que la costumbre de servir carne o embutidos entre panes se inició en el Hellfire Club (“fuego del infierno”, curioso nombre para un club), donde Montagu pasaba su tiempo libre (o, mejor dicho, apostando, que no es una tarea menor).

Este mito del Lord jugador comiendo un emparedado para no manchar las cartas fue difundido por Pierre-Jean Grosley, un viajero francés que describió el Londres que conoció de la mano del pintor William Hogarth, un costumbrista de su tiempo. Otros opinan que Lord Sandwich estaba tan ocupado, que poco tiempo le podía quedar para jugar a las cartas. Es más probable que el buen Lord haya comido el emparedado, al que le dio su nombre, durante sus horas de trabajo, al igual que los demás mortales que engullimos de pie y a las apuradas este bocado entre panes para entretener nuestro apetito.

Hoy es el día del sándwich, aunque casi todos lo sean…

Dejá tu comentario