Historiacine | Bela Lugosi | ciencia ficción | Hollywood | Warner Bros.

20 películas de zombies

La noche de los muertos vivos (“Night of the living dead” de George Romero, 1968)

Esta debe ser sin dudas la película más emblemática de este subgénero, marcando un antes y un después. George Romero es el verdadero papá del “zombie” como lo conocemos: un muerto que vuelve de la tumba con hambre de carne humana, sin ningún tipo de conexión con su vida pasada.

Sin demasiadas explicaciones, los muertos empiezan a caminar entre los vivos atacándolos para comérselos. La gente mordida se contagia, se transforma en uno más de ellos y acá no hay Sputnik, Astrazeneca o vacuna china que aplane ninguna curva de víctimas. Ante este panorama, un grupo de personas se encierra en una casa en medio de la nada para protegerse. Sin embargo no va a pasar mucho tiempo para que surjan conflictos entre ellos, dejando en claro que el ser humano termina siendo un peligro mucho mayor al de los propios zombies.

“La noche de los muertos vivos” es una película de culto que en su momento fue bastante bastante controversial por varios motivos. En primer lugar, no era común ver a un ser humano (muerto, pero humano al fin) tratando se de comerse a otro ser humano y que encima esto se retrate de forma tan violenta y explícita; y en segundo lugar, el “héroe” de la película es un hombre afroamericano, algo que tampoco era frecuente de encontrar en esa época. Más allá de tratarse de una película de zombies, cuenta con un subtexto metafórico muy interesante. Hay una mirada crítica y ácida de la condición humana en general, y estadounidense en particular. A partir de este film, su ópera prima, este director va a compartir a lo largo de su filmografía su perspectiva reflexiva y frecuentemente pesimista acerca del comportamiento humano.

Night_Of_The_Living_Dead_trailer_screenshot.jpg

El amanecer de los muertos (“Dawn of the dead” de George Romero, 1978)

El amanecer de los muertos es la secuela de “La noche de los muertos vivos” mencionada anteriormente y se sitúa en el tiempo algunas semanas más tarde. La situación es mucho peor, cada vez hay más zombies por todos lados y el caos es total. Dos periodistas y dos policías de las fuerzas especiales se ven obligados a encerrarse en un shopping y resistir el asedio de los zombies el tiempo necesario hasta poder escapar a algún lugar seguro.

Esta es la película consagratoria de Romero. No se escatima en sangre, vísceras y desmembramientos varios, todas las cosas lindas que nos gusta ver en primeras citas o cuando estamos comiendo. Sin embargo, el director nunca deja de lado la crítica a la sociedad consumista y la condición humana. Hay una situación memorable de la película que refleja esto mismo. Uno de los personajes se pregunta porqué los muertos vivientes insisten en entrar al shopping y otro le responde: “es instinto, es el recuerdo de lo que solían hacer antes. Este era un lugar importante en sus vidas”.

rfrff

Zombie, la legión de los hombres sin alma (“White zombie” de Victor Halperin, 1932)

Está considerada como la primera película de la historia con un zombie. La aclaración que hay que hacer es que antes de George Romero en los 60, que fue el “inventor” de los zombies que comen carne humana, los zombies eran muertos q se levantaban de sus tumbas a causa de la magia negra (más específicamente el voodoo) para servir a la persona que hiciera el hechizo. Es que claro, originalmente el “nzombi” o “zombi” es una figura de leyenda del folclore africano, y luego de la zona de Caribe (Haití principalmente) traído por los propios esclavos llegados al lugar provenientes del continente negro. Este tipo de muerto vivo no come humanos sino que simplemente es un esclavo sin signos vitales que obedece a rajatabla las órdenes de quien lo devolvió al mundo de los vivos. Y este precisamente es el tipo de zombie de esta película.

La historia es sobre una joven pareja que viaja a Haití para contraer matrimonio, pero allí el terrateniente que los aloja se enamora de la chica. Buscando la forma de conquistarla, decide recurrir a un misterioso brujo vudú interpretado por el gran Bela Lugosi. Su plan es matarla y convertirla en zombie para poder tenerla bajo sus órdenes. Un plan de conquista para nada retorcido pergeñado por una persona un poco “tóxica”, como dirían los pibes de hoy en día. Seguramente nada pueda malir sal.

Este film clásico de los comienzos del cine sonoro, fue el puntapié inicial de una década llena de películas de terror como lo fue la de los años 40 en Estados Unidos. Si bien en su estreno no fue un éxito rotundo, sirvió de fuente de inspiración para films posteriores (y no solo films, ¿recuerdan en los 90 la banda de rock “White Zombie”? Sí, muchos de nosotros ya estamos viejos). En fin, hoy en día es una peli de culto y de visión obligada para los amantes del género.

171217.png

La serpiente y el arco iris (“The serpent and the rainbow” de Wes Craven, 1988)

El Dr. Allan, un prestigioso antropólogo, es invitado a viajar a Haití para investigar el extraño caso de un hombre que había sido declarado muerto pero, al parecer, días más tarde había vuelto a la vida. El doctor descubre que este milagro (¿milagro?) había sido producto del vudú, una práctica de magia negra originaria de aquel país como mencionamos anteriormente. A medida que va profundizando en el tema, nuestro protagonista pierde el escepticismo que tenía al principio y descubre una trama mucho más macabra detrás del incidente, que se relaciona con la crisis social y revolución inminente en la isla que pondrá en riesgo su vida. Wes Craven, uno de los maestros del terror contemporáneos, está detrás de esta película que es un verdadero clásico del género. Se hace muy interesante todo el tratamiento que hay acerca del folclore haitiano, el vudú y las costumbres del lugar, que son elementos fundamentales para entender el verdadero origen del zombie tradicional.

image-w1280.jpg

Zombie: Noche de pánico (“Zombi 2” de Lucio Fulci, 1979)

La década del 70 fue del auge del cine de terror italiano, con Dario Argento, Mario Bava y Lucio Fulci como los 3 directores más reconocidos del rubro. Dieron aire fresco al género, un estilo más artesanal y de autor que con el tiempo sería valorado y serviría de fuente de inspiración para realizadores de todo el mundo. En este caso, Fulci quiso sacarse el gusto y hacer su película de muertos vivos, no sin generar mucha polémica...

El argumento del film es simple (al fin y al cabo hablamos de muertos vivos), Ann es la hija de un prestigioso científico desaparecido misteriosamente en una expedición en las Antillas caribeñas. La chica decide viajar hasta el lugar para encontrarlo, descubriendo en la isla una epidemia de zombies y un doctor que trata desesperado de encontrar una cura.

La película no escatima en escenas escabrosas y demenciales muy originales que van a fascinar a cualquier amante del género (una pelea entre un zombie y un tiburón, o el “close up” de un ojo penetrado lentamente por un pedazo de madera, por ejemplo. No apto para gente impresionable).

La polémica mencionada anteriormente viene por su título original: “Zombie 2”. Resulta que la película de Romero “El amanecer de los muertos” se había estrenado el año pasado con el título “Zombies” en Italia y había tenido mucho éxito. Entonces, ni lerdos ni perezosos, los productores de la película de Fulci decidieron ponerle “Zombie 2” para que la gente piense que esta película era una secuela y estaba relacionada. El mismo Romero y otros colegas protestaron y se quejaron de esta situación, pero el amigo Fulci necesitaba que esta película funcione bien para solventar deudas. “Estrategia de marketing”, que se le dice.

frfrr

El día de los muertos vivos (“Day of the dead” de George Romero, 1985)

Los muertos se han apoderado de la tierra. Ahora son mayoría y los humanos que quedan deben vivir escondidos en bunkers subterráneos. Un grupo de científicos y militares experimentan con los zombies que logran capturar, buscando una forma de aprender más sobre ellos y, si no se puede encontrar una cura, por lo menos encontrar la manera de “controlarlos” para poder convivir en esta nueva realidad. Desesperados por asegurarse su supervivencia, los científicos y los militares comienzan a desconfiar los unos de los otros y empiezan los conflictos entre ellos. Como frutilla del postre, los zombies (que empieza a parecer que están siendo un poco más inteligentes) consiguen entrar al bunker…

La tercera película de Romero, esta vez más violenta y explícita que nunca. Se muestra un mundo apocalíptico, en las últimas, antes de ser arrasado completamente por los zombies. Esta situación límite no hace más que sacar a la superficie lo peor del ser humano y de lo que queda de sus instituciones.

1366_2000.jpg

El regreso de los muertos vivos (“The return of the living dead” de Dan O´Bannon, 1985)

Dos empleados torpes en un depósito de suministros médicos liberan por accidente un gas tóxico que hace que los muertos revivan y salgan de sus tumbas en busca de cerebros humanos para comer.

Muchos de nosotros estamos muy familiarizados con estos zombies porque fueron los primeros que se la pasaban gruñendo “cerebros, cerebros…” (la supuesta explicación es que comer cerebros es lo único que mitiga el dolor crónico que sienten. Sí, los zombies gimen porque en definitiva sienten dolor). Dan O´ Bannon, el guionista de “Alien”, dirigió está película que en su momento llegó para revitalizar el subgénero dándole el toque justo de comedia. La película fue un verdadero éxito mundial, pero lamentablemente llegaron las infaltables secuelas que desbarrancaron, transformándose en parodias de sí mismas (en “El regreso de los muertos vivos 2” aparece un zombie disfrazado de Michael Jackson estilo “Thriller” que da más vergüenza ajena que otra cosa, por ejemplo).

frfr

Invasión zombie (“Busanhaeng (Train to Busan)” de Sang-ho Yeon, 2016)

Sok-woo aborda junto a su hijita Soo-ahn el tren que los llevará desde la ciudad de Seúl hasta Busan. El hombre tiene cero conexión con su hija y tampoco parece tener demasiada intención de mejorarla. En este contexto, un inexplicable virus convierte a las personas en zombies y no pasa mucho tiempo hasta que alguien dentro del tren se infecte y todos los pasajeros tengan que luchar por su supervivencia, no solo contra los muertos vivientes sino también contra ellos mismos. Sok-woo tiene que asumir a la fuerza su papel de padre protector y deberá estar más unido que nunca a su pequeña hija para sobrevivir.

Esta película surcoreana relativamente nueva sale un poco de las convencionalidades de lo que estamos acostumbrados a ver de cine de zombies norteamericano. Acá los zombies corren con furia, desencajados, cuando por lo general el muerto viviente “clásico” se toma un poco más su tiempo. Bueno, con estos es mejor que corras y rápido. Y si almorzaste liviano, mejor.

El film está brillantemente filmado, tiene cambios de ritmo, suspenso y la tensión es constante. Es una película con mucha acción pero que a su vez da lugar a retratar las virtudes y la miserias (grandes miserias) de sus personajes. El desarrollo y evolución de la relación entre padre e hija es un punto muy alto de la película y está muy bien logrado.

Train_to_Busan-Cartel.jpg

Muertos de miedo (“Braindead” de Peter Jackson, 1992)

Mucho antes de ser uno de los directores más famosos del mundo habiendo realizado una de las películas más taquilleras y más premiadas de las historia como lo fue la trilogía de “El señor de los anillos”, Peter Jackson era un simple nerd neozelandés apasionado por el cine de terror de bajo presupuesto con efectos visuales no del todo creíbles. Sus primeras producciones en su tierra natal fueron de este estilo: bizarras, truculentas y hechas a pulmón. Films hechos con mucho esfuerzo y pocos recursos (incluso solía agradecer a sus padres en los títulos finales acreditándolos como “productores”) pero sin embargo con mucha creatividad. “Muertos de miedo” es una hermosa comedia gore que narra la historia de Lionel, un joven que vive con su sobreprotectora madre que le hace la vida imposible. Un día, esta señora va al zoológico para espiar a su hijo, que estaba en un cita con su nueva enamorada, y la muerde un exótico “mono rata”. La mordida de este animal hace que la insoportable anciana vaya transformándose poco a poco en zombie, mata a una enfermera y hasta se come un perro. Lionel hace todo lo que puede para ocultar los desastres de su madre hasta poder encontrar una cura. Obviamente la situación va de mal en peor, la gente se infecta y los zombies empiezan a ser una verdadera amenaza que Lionel difícilmente pueda contener solo.

rr

Muertos de risa (“Shaun of the dead” de Edgar Wright, 2004)

Shaun es un tipo común y corriente con una vida chata. Su novia acaba de dejarlo, su trabajo no le despierta ningún interés y su único amigo, Ed, es un parásito que está peor que él. Dentro de este panorama tan alentador, su ciudad empieza a ser invadida por un grupo de zombies que cada vez es más grande. Es así como Shaun necesita recuperar la confianza que alguna vez tuvo en sí mismo para proteger a sus seres queridos (léase mamá, su ahora ex novia y el inútil de Ed) y mantenerlos a salvo.

“Muertos de risa” es una comedia protagonizada por la genial dupla inglesa de Simon Pegg y David Frost. La química que tienen estos dos es única y la película tiene un dinamismo y sentido del humor espectaculares. Edward Wright, su director y co-guionista junto a Pegg, a partir de este film logró consolidarse como uno de los directores de comedia y de acción más interesantes de los últimos años, destacándose con un estilo muy personal y repitiendo varias veces en sus elencos esta misma dupla de actores. Equipo que gana no se toca.

1.jpg

Amanecer de los muertos (“Dawn of the dead” de Zack Snyder, 2004)

Esta es la remake del clásico de Romero que ya reseñamos en esta lista. Lo único que conserva del film original es la premisa del shopping como refugio. En este caso, un grupo muy variopinto de sobrevivientes de una plaga zombie se encierra en el centro comercial y lo utilizan como búnker hasta que no les quede más remedio que salir y buscar mejor suerte afuera.

Esta película fue la que catapultó a su director Zack Snyder al reconocimiento mundial y con justa razón. Está muy bien filmada y tiene un gran manejo de los tiempos, el suspenso y la tensión. Como punto bonus tiene una escena inolvidable donde presenciamos ao vivo el nacimiento de un bebito zombie. Si estás embarazada y nerviosa con la situación que se te viene en breve, mirala bajo tu propio riesgo.

amanecer-de-los-muertos-06-starsmydestination.jpg

Tierra de los muertos (“Land of the dead” de George Romero, 2005)

La última gran película de muertos vivos que hizo George Romero (luego filmó un par más pero de calidad y éxito mucho menores). “Tierra de los muertos” muestra un mundo post invasión zombi. Los sobrevivientes se han adaptado a la nueva realidad; viven en una ciudad amurallada, separada de los muertos vivientes. Sin embargo, mientras uno pudiera imaginar (o tal vez no) que esta nueva situación uniría más a los humanos, justamente pasa todo lo contrario. Esta ciudad está dividida entre el centro de la ciudad, donde vive la gente con mucha plata (está lleno de rascacielos, shoppings y lujo) y el resto que sobrevive como puede en los “barrios bajos” bordeando la pared que los separa de los zombies. Esta ciudad feudal sobrevive de excursiones que se organizan fuera de sus límites para buscar todo tipo de recursos que todavía queden en “tierra zombie”. Esta pseudo convivencia se ve gravemente afectada por el hecho que, al parecer, los zombies empiezan a desarrollar inteligencia, nuevas habilidades y, sobre todo, el sentido de la cooperación. Su entrada furtiva a la ciudad va a ser un hecho y no hay mucho que los humanos puedan hacer para evitarlo.

La película cuenta con una evidente crítica acerca del mundo de hoy: diferencias enormemente marcadas entre los que más y menos tienen, un mundo que necesita encerrarse en sí mismo para “protegerse”, consumo desenfrenado y líderes que solo buscan el beneficio propio por encima del bien común. Los zombies hasta quedan como los buenos de la película funcionando como el agente revolucionario que viene a barrer con todo lo que está mal.

Movie-still-zombies-Land-of-the-Dead-2005-director-George-A-Romero.jpg

Homecoming (de Joe Dante, 2005)

George Bush jr. busca su reelección a la presidencia. El boca de urna da una elección muy reñida pero el texano parece que va a ganar y será reelegido. Es entonces cuando lo más impensado sucede; todas las tropas caídas en las guerras llevadas a cabo durante el periodo presidencial de Bush se levantan de sus tumbas para votar a su contrincante demócrata. Todo sea para que la próxima administración devuelva a las tropas con vida a casa. Sin embargo, la cosa se va a complicar. Los republicanos empiezan a hacer fraude para asegurarse la elección, entonces esta vez los soldados caídos de TODAS las guerras en donde EEUU haya participado (¿habrá habido alguna que no?) se levantan para dejar bien claro que no va a haber chance de que Bush gane (los zombies unidos jamás serán vencidos).

Película loca y un poquito partidaria de Joe Dante, papá de los Gremlins entre otras gemas, que se ve que no le agrada demasiado el partido republicano. Forma parte de la serie “Masters of horror”, una colección de películas para la TV norteamericana dirigidas por las mentes más prestigiosas del género como Carpenter o Dario Argento, entre otros. Lo irónico de “Homecoming” es que en la vida real, cuando Obama fue presidente, no pudo bajar la cantidad de tropas en el exterior. Recién durante la administración del ex dueño de Miss Universo y republicano acérrimo, Donald Trump, el número de soldados fuera del territorio norteamericano empezó a bajar. Los muertos deben haberse revolcado en sus tumbas (nunca mejor dicho).

homecoming.jpg

Exterminio (“28 days later” de Danny Boyle, 2002)

Un grupo de activistas de animales irrumpe en un laboratorio y libera a unos chimpancés infectados con un virus que los hace extremadamente violentos. 28 días más tarde Jim, el protagonista, despierta de un coma en un hospital desierto y destruido. Sale a la calle y se encuentra con que Londres está arrasada. El virus pasó a los humanos y ahora los infectados son zombies que atacan todo lo que tienen enfrente. No comen, no quieren cerebros, solo romper cabezas. Ante este panorama, Jim se une a un pequeño grupo de sobrevivientes y planean llegar a un cuartel para buscar protección de los militares… y para qué. Al llegar a esta base militar van a darse cuenta que estaban mucho mejor a la intemperie escapando de los zombies.

Esta peli de Danny Boyle, director de “Trainspotting”, fue muy bien recibida en el momento de su estreno, presentando una variante de zombie diferente: corren a lo pavote y son pura furia, no les interesa comer. El film está lleno de escenas incómodas como para poner los pelos de punta y una lectura muy interesante acerca de la naturaleza humana, la violencia y las posiciones de poder.

ttt

ParaNorman (de Chris Butler y Samuel Fell, 2012)

Norman es un niño con un don muy especial: comunicarse con los muertos. Sin embargo, en su pueblo Blithe Hollow todos lo ridiculizan y no lo toman en serio. Un buen día, el tío de Norman (un tipo extraño, cuando menos) convence a su sobrino para que lo ayude a realizar un peligroso ritual para proteger al pueblo de una maldición lanzada por una bruja hace siglos. Lamentablemente algo sale mal y los muertos comienzan a levantarse de sus tumbas. Es así como Norman junto a un grupo de chicos del barrio deben encontrar la forma de revertir la maldición y salvar su ciudad. En el proceso, descubrirán el terrible secreto que esconde el pueblo y Norman se dará cuenta de que su don, que hasta ese momento había sido un verdadero padecimiento, se transformará en una herramienta útil para entenderse con los zombies y ser valorado por la gente que antes se burlaba de él.

Esta peli de animación, extrañamente infravalorada, es sumamente original y con una temática profunda muy bien desarrollada. Los zombies son básicamente la cuota humorística pero lo más importante es el tratamiento de la historia: la de un chico inadaptado a su entorno, acomplejado, que aprende a quererse y a valorar sus capacidades.

ParaNorman.jpg

REC (de Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007)

La reportera Ángela Vidal junto a su camarógrafo acompañan a una brigada de bomberos para cubrir su jornada de trabajo para su programa periodístico “Mientras usted duerme”. Van hasta un edificio en el centro de Barcelona, donde han recibido una llamada de emergencia. Resulta que una inquilina, la Sra. Izquierdo, se ha encerrado en su habitación y no para de gritar, alterando a todo el resto del edificio. Ayudados por dos policías que también habían llegado a la escena, tratan de derribar la puerta y sacar a la señora, pero durante su desalojo ella los ataca y muerde en el cuello a uno de los oficiales. Sorpresivamente el edificio queda clausurado sin que nadie pueda salir y cosas muy extrañas empiezan a suceder luego de esa mordida... A partir de ahí todo va de malísimo a mucho peor.

Esta peli española fue un boom mundial instantáneo. Un guión muy sólido, buenas actuaciones y sobre todo un recurso narrativo inteligente y muy bien utilizado: toda la película está contada desde la cámara de los periodistas. Tal fue el suceso de “REC”, que luego la sucedieron secuelas y, cuando no, su respectiva remake norteamericana que no le llega a los talones.

AAU5NBHDDI3DM6WME7XIMX2VT4.jpg

Tierra de zombies (“Zombieland” de Ruben Fleischer, 2009)

Los zombies se han apoderado de los Estados Unidos, son la gran mayoría. Un estudiante universitario en Texas neurótico quiere cruzar todo el país en búsqueda de sus padres, con la esperanza de que aún sigan vivos. En el comienzo de su viaje se topa con una especie de cowboy contemporáneo que se regodea matando zombies como hobbie y dos jóvenes hermanas artistas del engaño que también quieren sumarse al “road trip”.

“Tierra de zombies” es una comedia de acción entretenida, llena de gags y también de sangre, ¿por qué no? El protagonista se la pasa haciendo reflexiones ácidas y con sentido del humor acerca de lo que significa vivir en un mundo apocalíptico e inclusive a lo largo de la película va confeccionando una lista de reglas a las cuales atenerse para mantenerse con vida: “siempre mirá el asiento de atrás si te subís a un auto”, “evitá usar baños públicos”, “No dispares una sola vez, rematá”, etc. En fin, premisas simples y de sentido común (que suele ser el menos común de los sentidos). Peli con buena dosis de humor negro y amor por el género.

Bienvenidos a Zombieland - zombieland_quad.jpg

Mi novio es un zombie (“Warm bodies” de Jonathan Levine, 2013)

¿Es posible hacer una película romántica de zombies? ¡Pero claro que sí! En esta historia un zombie adolescente increíblemente conserva un poco de conciencia y salva a una chica de ser comida por sus... ¿pares? ¿colegas? Bueno, el caso es que la refugia y poco a poco van generando un vínculo y entendiendo que, en muchos casos, los zombies pueden recobrar la personalidad que tenían antes de transformarse y volver a ser lo que eran. Algo así como recuperarse de una enfermedad o, tal vez mejor dicho en este caso, de una adicción.

La propuesta es interesante ya que aborda el género desde un lugar novedoso. Algo que arranca como una (muy) extraña versión de una especie de Romeo y Julieta deviene en una historia acerca de la voluntad de cambio y la empatía.

warm-bodies-nicholas-hoult1.jpg

Ejército de los muertos (“Army of the dead” de Zack Snyder, 2021)

Las Vegas es una ciudad perdida, ya está apropiada por los zombies. Por esto mismo, está amurallada para que nadie pueda entrar o salir. Sin embargo, un magnate dueño de uno de los casinos tiene 200 millones de dólares guardados en una de las bóvedas de su casino y quiere recuperarlos. Es así como contrata a Scott Ward, un ex mercenario y fuerzas especiales, para armar un equipo y entrar a sacar la plata. Obviamente, la cosa se complica. El trabajo es a contrarreloj, ya que el gobierno ha decidido bombardear la ciudad en unos días para exterminar a todos los zombies.

Zack Snyder vuelve a hacer una de zombies, esta vez ya con un estilo todavía más personal y curtido por la experiencia. En este caso los zombies están organizados; hay líderes, jerarquías e interrelaciones más complejas. Como dato de color, se dice que esta película Snyder la ideó como alegoría a los destratos que sufrió en manos del estudio Warner Bros. a la hora de filmar “La Liga de la Justicia”, su película predecesora.

1621508813_533130_1621508987_noticia_normal.jpg

Guerra Mundial Z (“World War Z” de Marc Forster, 2013)

Gerry Lane, un ex empleado de la ONU, logra escapar casi de milagro con su familia de un ataque zombie provocado por un extraño virus. Luego de poner a los suyos a salvo, se embarca en la misión de viajar por el mundo poniéndose en peligro para encontrar una cura y prevenir el fin de la civilización como la conocemos.

“Guerra Mundial Z” destaca por lo grande que es, un verdadero tanque de Hollywood que no escatimó en ningún gasto para arrasar con la taquilla. Y, en parte, se nota: está excelentemente filmada, planos impresionantes llenos de zombies en los lugares más recónditos del mundo y efectos especiales alucinantes. Quizás la película peque de ser “demasiado correcta”. Trata de ser seria y muy científica acerca del virus zombie y le falta esa pizca de bizarrés (si existe esta palabra) y locura clase B que hace entrañable al género. Sin embargo, vale la pena darle un vistazo.

15838450031372.jpg

BONUS TRACK 1:

Grindhouse, segmento “Planet Terror” (de Robert Rodríguez, 2007)

Un peligroso gas experimental fue liberado por accidente en una base militar provocando que quien lo respire se transforme en un zombie hambriento de carne humana. Una stripper, su ex novio mecánico, un médico, el sheriff del pueblo y un grupo de sobrevivientes unen fuerzas para resistir juntos la embestida del ataque de los muertos que amenaza con expandirse más y más.

Quizás no muchos recuerden esta película fuera de lo común dirigida por Robert Rodríguez y Quentin Tarantino. Ambos directores dirigieron un mediometraje de una hora cada uno (“Planet terror” y “Death Proof” respectivamente) que funcionan como historias separadas. La idea fue hacer reminiscencia a las dobles funciones que solían hacerse en los cines de los EEUU en la década del 70. Este tipo de proyecciones solían ser de cine de terror clase B o género “exploitation”. Ambos directores son fanáticos de este tipo de películas y quisieron hacer su homenaje.

BONUS TRACK 2:

Plaga Zombie: Zona Mutante - Revolución Tóxica (de Pablo Parés, Hernán Saenz y Pablo Soria, 2011)

“Plaga Zombie” es una trilogía de películas que cuenta las aventuras de nuestros protagonistas Bill Johnson, John West y Max Giggs, los únicos capaces de frenar un ataque zombie global. Esta película sería la tercera y última de la saga, donde combaten contra los verdaderos responsables de la pandemia de muertos vivientes, alienígenas que planean invadir la Tierra.

Esta película es la única argentina de esta lista y tiene los méritos para integrarla. Está hecha por Farsa Producciones, una productora nacional que se dedica exclusivamente a las películas de género: acción, terror, ciencia ficción. Fundada por 4 amigos de Haedo desde muy chicos, se propusieron hacer el tipo de películas que toda la vida disfrutaron ver. Plaga Zombie 1 y 2 (1997 y 2001) fueron películas amateurs, de cero presupuesto y filmadas a todo pulmón durante los fines de semana. Ya con más experiencia y más recursos volvieron al ruedo para cerrar la trilogía. Hacer cine de calidad de este tipo en la Argentina es algo sumamente difícil, por eso es destacable que haya gente que, sea cual sea el contexto, apueste por producir este estilo de películas. Cuando falta el presupuesto hace falta suplirlo con creatividad e inteligencia y éste es exactamente el caso.

Dejá tu comentario