LugaresKamehameha | Argentina | Kamehameha I | Hawai | Provincias Unidas del Río de la Plata | Hipólito Bouchard | Cochrane

20 de agosto de 1818

Hace 201 años Kamehameha I, monarca del Reino de Hawai fue el primer mandatario del mundo en reconocer la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata durante el periplo de Hipólito Bouchard, al mando de la nave "La Argentina", que meses más tarde se adueñará de Los Ángeles y que paseará la bandera nacional ante las colonias centroamericanas del Imperio Español.

Fue un reyezuelo de las islas Hawai que unificó a los distintos monarcas bajo su mando, defendiendo las tradiciones del sistema Kapu (que significa prohibido). Las restricciones del Kapu impedían el contacto con el monarca, obligaba a que los hombres y las mujeres comiesen separados, y restringía la ingesta de algunos productos. No cumplir con estas normas podía significar la muerte.

El Kapu fue modificado a la muerte de Kamehameba I, en 1819.

El capitán Bouchard se ganó la confianza del monarca que lo ayudó a recuperar una nave corsaria, “la Santa Rosa” o “Chacabuco”, al servicio de las Provincias Unidas del Río de la Plata, cuya tripulación se había amotinado.

hipolito boubhard.jpg
Hipólito Bouchard
Hipólito Bouchard

Bouchard capturó al barco, ejecutó al cabecilla y sancionó a los desertores. Volvió a incorporar a algunos de ellos a su servicio, pero falto de tripulación, Kamehameba I le cedió hombres para completarla. Según testimonios de José María Piriz (un miembro de la tripulación) el monarca hawaiano reconoció la independencia de la futura Argentina. Sin embargo, Hipólito Bouchard no estaba autorizado a firmar tratado alguno.

Dicho documento fue hallado posteriormente por el investigador y bibliotecario de los Archivos Públicos de Hawai, el señor Roberto C. Lydecker, quien publicó en el 1906 la notica de su existencia, con la marca (o sello personal) de dicho monarca y la firma de Bouchard, fechado a bordo de La Argentina el 11 de septiembre de 1818.

Bouchard contó con tripulación hawaiana que lo asistió a llevar las naves hasta las costas de California, donde flameó la bandera argentina sobre la que sería la ciudad de Los Ángeles, entonces en manos de los españoles.

Al llegar a Chile, la nave de Bouchard fue incautada por orden del Almirante Cochrane, al estar vencida la patente de corso de “La Argentina”. No sabemos qué fue de la vida de éstos ochenta hawaianos (kamakas) que acompañaron a la primera nave de nuestro país en recorrer los siete mares.

¿Lo sabremos algún día?

Bouchard fue liberado de la prisión por su amigo Mariano Necochea y de allí en más sirvió a las órdenes de la marina del Perú, hasta ser asesinado en su hacienda en 1843.

Dejá tu comentario